Pensar, decir y hacer

Cada día blogs como estrellas que nacen y mueren.
Pensar, sin jucio que filtre, resulta aparentemente tarea fácil.
Luego decir.
Cuesta un poco más. A diario, por semana, por mes.
Y hacer?
Cuánto pagaría por tener un registro de lo que se hace día a día en todos lados. Más aún por ver lo que se abandona en la factura para dar paso a la palabra que se almacena en cosas como este blog. En mi caso convertido en hacer o placer.
Y por qué no, detenerme en aquellos que nunca escribieron al garete, pero hacen buenas cosas, la mayor parte del tiempo.

La abuela Faustina, solía decir:
Vaya a hacer algo m’hijito! sino el diablo lo caga en la mano.

[Y ahí marchaba Luisito, pensando que el cielo debería tener forma de colchón.]

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: