Jorge Luis, para los íntimos II

Siguiendo el plano de relaciones, una anécdota simpática.
——-
Gastón Breyer introduce en "Juego de Los 4 antropólogos y 4 antropólogas", uno de sus fantásticos escritos acerca de los juegos y el enfoque heurístico, una falsa anécdota; el encuentro de su personaje-antepasado, con el Rabino en el barrio Judío de Praga a efectos de saber acerca de su objeto/golem; haciendo referencia al poema de Borges.
Su anécdota se cruza con la mía, la del post anterior.
Leyendo este hecho ficticio cruzado con la obra literaria viene a mi mente el hincapié de Breyer sobre el conocimiento del propio idiolecto.
Idiolecto. A qué llamamos idiolecto? Para los lingüistas, a grandes rasgos señala la apropiación individual que hace el sujeto sobre la lengua.
No muy segura sobre esto, busqué en Internet otra definición. Y me topé con un artículo sobre Lunfardo como jerga. Otra vez el arrabal de mi idiosincrasia pudo más.

La muy simpática selección del texto estaba hecha por un tal doctor en física de apellido Gangui. Qué hace un doctor en física apuntando estos temas?  
Entré por curiosidad en su sitio y resultó ser un argentino brillante, astrofísico, de esos a los que por antojo nos hacen dar ganas de ser argentinos.
La astronomía es otra de mis pasiones y curiosidades.
Fui navegando por su sitio hasta dar con el lugar de donde proviene este doctor Gangui, nada menos que cruzando unas calles de la geografía que solía ocupar en la Facultad de Arquitectura de la UBA, en el pabellón Ingeis, en Ciudad Universitaria.
En medio de este periplo llegó "E", y comencé a relatarle sobre las investigaciones  cósmicas (ambos compartimos la pasión por la astronomía).
Allí mismo me comentó sobre los avances sobre la superficie de Marte, cuestión que hemos seguido muy de cerca ya desde las Redes como desde la terraza de nuestra casa.
Charlamos observando algunas fotos sobre el suelo marciano, conjeturando en un juego de imaginación y desprolija información acerca de su apariencia, que si hubo hielo, que si el agua, que si no.
Entre las fotos, apareció una del Monte Olimpo, nombre adjudicado al único volcán extinto sobre la superficie del planeta vecino.
Más tarde conversábamos sobre las dimensiones del cráter, cuestión inconmensurable para mi entendimiento.

_Cuánto es 70 Km?_.
_Como de acá a La Plata y un poquito más._
_Ahhh_.

Sobre la pantalla que mostraba la foto trasladé el diámetro de ese cráter unas cuatro o cinco veces hasta la base del volcán de 25 Km de alto.
Entre datos numéricos y confusiones diversas llegué a una cifra.
La superficie de esa elevación rondaría los 3000 km2.

_Qué puede medir 3000 km2? Tucumán?_
_Noo! Tucumán es mucho más grande_
_ Breyer tiene razón, las mujeres no recordamos los nombres propios, y tampoco necesitamos medir todo, se nos escapa_.

Busqué en mi mente algo más pequeño.

_y Luxemburgo?_

El juego era cada vez más absurdo. Y Luxemburgo tiene casi la misma superficie que Tucumán.
Pensé que para mí, la geografía grande, más pequeña era sin duda una isla. Y que isla tenía más cercana mi pensamiento?

_Y la isla Martín García? Cuanto mide?

Busqué sin remedio.
Entonces tracé el camino inverso. Bajo la sentencia "superficie 3000 km cuadrados" hice una búsqueda puntual. El buscador arrojó en primer lugar el siguiente tópico:

 Para construir un Golem entre checos y argentinos – Celaforum.org
… utilizando 1500 tanques de agua especiales instalados a una distancia entre de 1,5 km, que ocuparán una superficie de 3000 km cuadrados, así como …

Y transcribo lo que terminó de desconcertarme:

…El seminario forma parte del conjunto de actividades artísticas y culturales que, desde hoy y hasta el 31 de este mes, se llevarán a cabo en Buenos Aires dentro del evento denominado Proyecto Golem 2003 – 5764 que se inaugura en el MNBA, y cuyo nombre fue tomado del poema homónimo de Jorge Luis Borges sobre la leyenda praguense relacionada con el famoso Rabino Judah Loew ben Bezalel…
…En la República Checa existe también una larga e importante trayectoria en materia de investigación. Los checos construyen satélites y varios de sus hallazgos en materia espacial son utilizados en las investigaciones realizadas en naves estadounidenses y rusas. Nosotros, como ellos, fabricamos satélites y tenemos en nuestro haber importantes inventos de aplicación espacial. Actualmente, incluso, cooperamos con científicos checos en el proyecto del observatorio astronómico Pierre Auger, que comenzó a construirse en 1999 cerca de Malargüe, en Mendoza, y al que se espera completar en 2005, cuando pasará a ser la instalación científica más grande del mundo. El observatorio, en cuya construcción participan 19 países, estudiará los rayos cósmicos y las micropartículas provenientes del espacio exterior. Lo hará utilizando 1500 tanques de agua especiales instalados a una distancia entre sí de 1,5 km, que ocuparán una superficie de 3000 km cuadrados, así como 24 telescopios con una superficie especular individual de 3,6 por 3,6 metros. La República Checa prepara los tanques y construye doce de los espejos destinados a los telescopios…

Que más puedo decir?

Para el suspicaz lector, lo único que puedo agregar, es que el objeto de estudio del doctor Gangui, son los rayos cósmicos y las micropartículas.

Como me repetían hasta el cansancio en heurística, todo se relaciona con todo.
Y cabe aquella frase:
"Las cosas pulsan nuestras cuerdas, nosotros ponemos la melodía".

Jorge Luis, íntimamente sabía y mucho de ejecutar partituras, cartas de navegación, contratos astrales.
Aquí les dejo dos de sus textos, El Golem y El Aleph. Releyendo este último me doy cuenta de que transcurre en esta Plaza.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: