Teorías. Macedonio Fernández I

Hay una felicidad _que no sé si ha sido observada_ en la percepción en el prójimo de defectos leves. Una persona quiere a otra y la encuentra muy perfecta. Pero le complace descubrirle algún defecto ligero, para que se dé su justo capricho, para que tenga un descanso de su bondad, de su sujeción a la virtud. Estoy deprimido de pensar que esta persona es tan virtuosa y me alegro de conocerle alguna pequeña envidia o despreocupación. Si esta percepción es inesperada, es cómica, y siempre pertenece a los placeres simpáticos.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: