Sex tips on demand: Hoy el punto Je!

Vadino pregunta sobre tamaños y yo contesto copiando un comentario que le dejé.
Nunca se me ocurrió escribir aquí de sexo, pero me parece que hablando se entiende la gente. La expectativa tiene su encanto, descubrimientos hay millones, así que vamos a los bifes sobre lo importante. El resto corre por vuestra cuenta.
Si vais a dejar comentarios idiotas, pues sereis idiotas.

Voy a ser seria y honesta, el tamaño importa, pero no tanto como para descuidar el "punto G". he ahí lo más importante. Como la cuestión es localizarlo _tampoco es tan difícil, no vaya a creer que es el santo grial_ y usarlo; a mayor tamaño, mayor probabilidad de contacto con ese bendito punto. pero digamos que un habilidoso, puede ser Gardel.
Si tuviera una servilleta le hago un dibujito, como hacemos con los amigos; no porque estemos de estreno, sino por la gracia de dibujar lo que no se vé.
Lo que si creo es que una mujer se debe masturbar para encontrar primero lo que le pertenece y pasar la posta a su querido partenaire.

20 Responses to Sex tips on demand: Hoy el punto Je!

  1. Silvia Sue says:

    Necesito el dibujo.
    Vos podrías.
    Si me hiciste una remera. . .

  2. Estimados, como ven en la gráfica, está adelante, contra la pelvis y no atrás. No. No está en el clítoris sino adentro.

  3. EvoCarlos says:

    Estimada Aydé. Déjeme que no por inhábil ni tampoco por sonso, ponga en cuestión algo de su labor teorizante.
    ¿Por qué cree que el famoso punto lleva por nombre una letra?¿Será por algo o será por nada? (¿”G” de Goce?)
    Otra manera de abordarlo, es el dicho-consejo de un escritor amigo: “Carlitos -me dice cada vez más seguido- el principal órgano sexual es el cerebro”
    Una tercer manera de decir lo mismo: el cuerpo sobre el que se goza y sobre el que se padece no es otro que el que se habla.
    Son otras teorías, de mi preferencia, al solo efecto de matar el tiempo.
    La verdad no me la sé.

  4. silvia says:

    Creo que se llama punto g por el apellido del que lo patentó.
    Lo que dice Aydé es exacto Evocarlos, pero como bien dice su amigo, si el cerebro está ausente no hay punto g ni punto cruz ni punto en fuga que valga.

  5. EvoCarlos says:

    Cuarta: aventuro que el punto G es un mito con poco de ciencia, terminaciones nerviosas… no pasa por ahí. Si así fuera no existiría frigidez que no dependiese de causa orgánica
    Quinta: masturbarse es dibujar. Tan importante es empuñar el lápiz como bocetar la fantasía. Bien lo que dice Aydé, la/el(permítame agregar) sujeto/a que no se masturba podríamos hasta decir que no tiene un cuerpo “sexual”: no se preocupó por dibujarlo.

    Si me pongo pesado diganme, pero esta vez no me manden al rincón porque voy a pensar que es por tocarme.

  6. Silvia Sue says:

    Carlos, me parece que lo suyo, eso de que ” el sujeto que no se masturba no tiene un cuerpo sexual, ya que no se preocupó por dibujarlo”, a mí me suena a implacable veredicto, discúlpeme.
    El onanismo es una opción del placer, depende de muchas cosas, no implica una condición a cumplir para tener o no un cuerpo “sexual”, el propio “dibujo” está cargado de fantasías que sobrevienen en frustraciones cuando abrimos los ojos y vemos que en realidad no hay nadie, cosa que a mí me puede pegar más fuerte, más angustiosamente que a Ud., a lo mejor.
    No sé si es tan fácil, por más que uno se “preocupe” o no, por “dibujarse” como Ud. dice. No cualquiera se puede masturbar, creo: no cualquiera puede desdoblarse, abolir momentáneamente su soledad íntima, porque en ese momento uno es uno pero también es otro imaginario que le está haciendo algo a uno, el dibujo ese de que Ud. habla.

  7. EvoCarlos says:

    Sí. Tiene razón.
    Estaba pensando en voz alta sobre lo que se decía acá, pero lo que usted dice es rigurosamente cierto y no quita a lo otro, a lo del dibujo: la fantasía toma la forma de alguien más que comparte la escena. ¿Podríamos decir que uno nunca está solo?

  8. Vero says:

    Eh… ¡Viva la patria! ¿Qué pasó por acá? Bueno, no sé si da para explicar, porque cada uno tendrá sus modos para encontrar placer. Personalmente, adhiero a lo del cerebro como órgano sexual más importante (creo que se comentaba esto en lo de Vadinho). Ayd, desde mi propia experiencia, no es necesario que haya penetración (de ningún instrumento) para llegar al orgasmo. Pero bueno, lo mejor es que cada uno investigue y pruebe.

  9. Silvia Sue says:

    Depende, Evo, depende de cómo se sienta Ud.
    Personalmente, creo que hasta ahora, en el fondo, siempre estuve sola y demasiado conciente.
    Vero, sí que dá para la investigación, ya la palabra en este tema me pone nerviosa.

  10. Evo, humildemente yo no puedo teorizar acerca de nada, y en general. En todo caso fué una cuestión de pragmatismo absoluto dejar este post, como para tirar una piedrita al estanque y hacer sapito, cosa que ocurrió.
    Lo que si me preocupa, por muchas charlas con mujeres y hombres a lo largo de mi corta existencia, es el desconocimiento del propio cuerpo. Ni hablar del otro/a.
    Compartiendo lo masculino, me enternece esa cuestión de manejar todas las presiones y mitos a la hora de “operar”: la espectativa sobre “la eficacia”, “el rendimiento” o “la performance”. Es terrible.
    En cuanto a lo femenino, “esperar el orgasmo” como la llegada de un mesías, es decir, depositar la responsabilidad del goce en el otro “operador”, me dá tristeza. Es como tener un chiche bárbaro, con pilas, control remoto, que hace unas piruetas increíbles y esperar a que los viejos te lo bajen del ropero alguna vez para poder disfrutarlo, si te portaste bien, si hiciste lo correcto y sos buena.
    Lamentablemente mi generación fué educada así y acá nos vamos a una lista interminable de frustraciones femeninas y mandatos terribles que construyen cada día un gran número de fracasos personales.
    Yo tuve la suerte de tener un padre “alternativo” que nos supo educar sexualmente para la libertad (aunque con el mazo dando, lo que es lógico). No sé si con mi hermana seremos minas exitosas, pero al menos no hemos perdido la senda en este sentido.
    En cuanto a la fantasía, pienso que es una maravillosa manera de no sentirse miserable, invocando al otro existente/inexistente/posible/imposible o afortunadamente a solas con uno mismo. Aunque para esto no es necesario tocarse.
    Creo firmemente que solos venimos al mundo y solos nos vamos de él, entonces, porque no disfrutarnos un poco? Sexualmente, filosóficamente, afectuosamente.

  11. Vero says:

    Quise decir: que cada uno investigue y pruebe en su propio cuerpo, a ver qué cuerdas le conviene tocar o

  12. Vero says:

    Ups! o que toquen, faltó. Besos.

  13. Vero says:

    Ayd, totalmente de acuerdo con lo último que decís (no así sobre la importancia del punto G, como ya habrás notado). Una vez una chica me preguntó cómo me masturbaba y cuando la alenté a probarlo en ella misma me dijo que le daba asco. ¿Cómo te va a dar asco, si es tu propio cuerpo? Las mujeres se autocensuran mucho con ese tema. Minas de mi generación, digo, de los treintaipico, no estoy hablando de mi abuelita.

  14. Más vale Vero, la mujer tiene esa suerte de la polifonía, siguiendo tu metáfora. Y recordé la siguiente frase: “Las cosas pulsan nuestras cuerdas, pero nosotros ponemos la melodía”, creo que le pertenece a Nietzsche.
    La penetración me parece la frutilla del postre. Intimo y salvaje, rara combinación, una de las más raras. Allí hay entrega visceral, universo expuesto, falta de pose, límite de tolerancia. Por algo será que en ese lugar y en ese momento comienza la vida humana.

  15. Sipi, G no es el único punto. Ya hablaron del cerebro. Pero conocerlo no está de más. No es un mito, es fisiológico. Y el hecho de las limitaciones apuntaba a esto que comentás sobre “el hecho asqueroso”. Un modelo dificilmente desenquistable, instalado por el catolicismo, en donde el placer no está permitido a la Madre, ni siquiera hay cariño por la Madre que goza, porque el producto de su vientre está reservado al acto divino, a la voluntad masculina de traer la salvación al mundo.
    Pero háganme el favor!!

  16. EvoCarlos says:

    Es un mito, Aydé, no sólo el punto G, sino la soberanía de la fisiología y me cago en la cacofonía (pero no en la polifonía).
    Lo de teorizar era irónico, no la acuso de semejante atrocidad, sí me acuso de no haber mandado a la ironía lo suficientemente lejos.
    Discrepar con Uds. es gusto, es masaje a la neurona.
    El blog en este caso, devino especie de lugar para hablar de “lo que no se debe hablar” (me descubro pacateril).
    Muy bueno el tema que apareció.

    En realidad a mí lo que me pasa con el punto G es que no lo puedo encontrar. Y mire que lo busco y lo busco y lo busco. Me voy a imprimir el mapita, le juro.
    ¿No se acuerdan de un tema de Génesis, “Counting out time”, en que el pibe lo intentaba con un manual en la mano, donde las zonas erógenas estaban numeradas? Está en The Lamb, es un foxtrot, muy divertido.

  17. nadie me cree…. jajajajja!
    Insista Evito! Insista! A tchriunfaaaarrrrr!

  18. miss says:

    Sólo para decir “presente”, porque ya se han hablado todo…
    el punto G, no he tenido el gusto…
    sobre el tamaño, no tengo opinión formada, o me falta estadística, es decir separar factores (fue el tamaño, fue falta de onda, fue….)…
    sobre la masturbación, no la considero sólo una herramienta de exploración, y no creo que nos deba crear un conflicto la sensación de soledad, porque, precisamente, es un placer solitario, no es porque no haya otro remedio, es porque nos gusta ese sexo también…
    cuando es de a dos, el sexo tiene -para mi- que ser parte de algo más grande, y si es así, el resto vamos a tratar de que funcione, pero en lo que a genitalidad se refiere, yo a un señor le pediría -más que un pene grande- un sentido agudo y un oído atento.

  19. miss… siempre despierta. lo del sentido agudo y el oído atento es parte de la fantasía?
    jijiji – ratita maliciosa-
    lo del oído atento no lo he conocido. y la verdad, si fuera tipo, yo con yo haría lo mismo. desconectar el cable del audio. el amarillo? el rojo? el blanco? jeje.

    gracias a todos por sus serios comentarios.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: