Memoria selectiva

A los cuatro años esperé que el viejo estuviera muy contento, recién despabilado de su siesta y mirando creo, "Sábados de Super Acción".
Después de pensarlo seriamente tomé la sillita enana del costado de su cama, donde dejaba los libros. Me senté diligentemente como me había enseñado, erguida, de piernas cruzadas y manitos sobre las rodillas. El oponente debía ser enfrentado en sus condiciones:
Pá, quiero ser bailarina o actriz.
Podría haberme despachado con su típica falta de paciencia (asunto que sembraría una bomba en mi inconsciente rebelde) pero no, se tomó el trabajo de explicarme el porqué no.
Aunque nunca dejamos que aflorara esa inquietud que hasta el día de hoy conservo, mi imaginario se quedó prendado en el acting.
Y allí me quedé con todas esas películas de Hollywood, con las faldas etéreas, los pasos de baile, los zapatos con punta de metal, los musicales y los dramas fastuosos.
Con Bette Davis afloramos celosas, astutas y vengativas, con Katherine Hepburn independientes, locuaces y dominantes, con Audrey como ángeles benditos por una simple caminata. El valor de John Wayne, la ética de Bogart, la bufonada de Danny Kaye…una lista interminable. También el cine nacional que se veía entonces, Pepe Arias, Tita Merello, Niní Marshall, Mecha Ortiz, Zully Moreno, Sandrini, Santiago Gómez Cou, Delia Garcés. No me quiero olvidar de Cantinflas.
Mientras todo esto ocurría, la lectura de centenares de libros fué pasando velozmente, pero mi atención estaba en la pantalla.
Ya en la universidad la relación con la narrativa fué diferente, la instancia experimental, los rusos colgados, los alemanes tecnócratas, los franceses y españoles lisérgicos. La TV, el video arte, la imagen electrónica, el hipertexto y los modos fragmentados.
Los libros se apartaron y aparecieron biblias de códigos abstractos, inentendibles. Inglés técnico, dispositivos mecánicos, computadoras.
Entonces la cabeza comenzó a operar de un modo funcional, acorde al hábito de la decodificación, despreciando lo periférico, focalizando en la coyuntura.
Lo que esa superestructura no pudo avasallar permanece intacto:
Pá, quiero ser bailarina o actriz.
Y cuando el mundo decretado por el mouse se hizo motrizmente tan diminuto (entiendan que mi quehacer representa horas de mover la muñeca y dos dedos de click exclusivamente), me compré mis primeros zapatos de flamenco, y salí a bailar:
Ginger Rogers! I'm back!
Ahora coreografío mi diseño y mis palabras también.

5 Responses to Memoria selectiva

  1. maray says:

    A mi tambien me encantavan todos estos. Cuando yo tenia 50 años mi papá murió. A el le gustaba mucho la danza. Decidi entonces, antes que la depresión tomase cuenta de mi, ir aprender a bailar. Me apasioné. Si mi papá estuviera vivo, sé que le gustaria mucho bailar el tango comigo. Tu ya viste a Ginger y Fred, de Felini?? És belisimo.
    Besos

  2. Silvia Sue says:

    Maray, sabés que yo no la ví…
    Asignatura pendiente.

  3. Silvia Sue says:

    Aydessa ya sabés cómo te sale la coreografía, por eso venimos, querida, por eso venimos.
    En cierto modo, te saliste con la tuya, dulce.

  4. miss says:

    Qué lindos todos esos recuerdos. Sabés que cuando empecé a leer tu blog, varias veces recordé a Niní Marshall, no sé exacatamente por qué, puede ser un personaje que hacía en el que se esforzaba por hablar bien, pero le salía un lenguaje todo enrevesado, no era tu analfabestia, pero me lo recordaba.
    Y la cejita elevada de Zully Moreno, cuando era chica y actuaba frente al espejo, la imitaba…jaja
    Qué lindo todo ésto.

  5. miss, si alguien ha influído en todas mis cosas es Niní. siempre quise ser monigota como ella. y sí, el analfabestio se inspira en ella. El esfuerzo de un bruto por encuadrar…
    Maray, hace un par de días volví a ver Ginger y Fred… belísima.. Por lo otro, ponete un tango y bailá con el viejo, como si estuviera allí. Algunas veces a mi vieja le bailo unas sevillanas y se ríe copioso. Una suerte que todavía me vea. Eso lo aprendí hace muy poco.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: