Abrazar el papel

La historia continúa. Una década de malezas y ahora el gusto por las pasturas tiernas.
El bosque tiene autonomía y ha tenido la gentileza de despojar un espacio para que me tienda al sol, permiso protector que en la noche es resguardo de esas corrientes de aire que no me gustan. Un soplar que distrae. Cuando deseo despeinarme solo emprendo una caminata veloz entre los árboles.
Ultimamente he reparado en una especie desapercibida que parece enrollarse sobre su tronco y prometer. Hoy todo es expectativa sobre su generosidad, pero no sabemos si el árbol esté dispuesto a ello. Convertirse en papel es un sacrificio. Dejarse leer, un riesgo.
Ambos tenemos miedo.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: