Correo

Fernando y su secuaz encuentran una araña considerable en un rincón de la oficina (sabemos que los secuaces actúan con una velocidad asombrosa capturando alimañas en frascos de café).
Lo que sigue es pensar el destinatario y el modo de envío. Una caja de clips, depositar al ochopatas en contra de su voluntad, sellar la evidencia con algún pegamento. Escribir al remitente cuidadosamente seleccionado entre tantos, por su cotidiana escena allí en el rincón oscuro y desierto. Sobre de papel madera y leyenda similar a "Correo urgente para Fulano. Envía: Spiderman". Todo escrito con letrógrafo para despistar.
El resto es despachar el sobre por el correo interno de la empresa, en manos del cadete que desconoce su destino unabomber.
Sentarse a esperar.
Horas más tarde, el sujeto del rincón silencioso abre su caja de clips impaciente y curioso.
Spiderman no le manda cosas a cualquiera.

2 Responses to Correo

  1. Vero says:

    ¡Ayd, en un cuento de Cortázar le mandan una pata de araña a un ministro! Acá está: Maravillosas ocupaciones, en Historia de Cronopios y de Famas. Por ahí lo habías leído y le estás haciendo un homenaje. Si no lo habías leído y escribiste eso ¡al Cortázar le está dando por reencarnarse! ¡Cuidado, chicos! Brrr, me da escalofríos.

  2. Sabes que es una anécdota real? No leí esto de Cortázar o no lo recuerdo (muy frecuente).
    Me lo contaron ayer y me quedé con el fuera de cuadro del tipo abriendo la cajita de los clips…y el sentir estirar ochopatas, la claustrofobia que miraba la cara de ese tipo.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: