Paseo y conversación

Manifiesta y Críptico van de la mano. Ella lo arrastra y él acepta, por su naturaleza. Discuten. Los espectadores involuntarios ya están acostumbrados a ello. Parecen simpatizar con Manifiesta, pero lo cierto es que toda su revelación se convierte en desencanto. A cada acto una promesa se extingue. Críptico no es un tipo popular, pero ha ganado la estima de aquellos que gustan de contradecir las figuras colectivamente adoradas: avalar sus actitudes alimenta el ego de cualquiera, saberse partícipe de sus razones solapadas.

Manifiesta: –Te quiero.
Críptico: –Yo te odio.
Manifiesta: –No. Me querés. ¡Te equivocaste!

Similar a la escritura, que muestra lo que desconoce y calla lo que puede decir.

Diálogo robado a Vero en otro contexto, que vaya a saber cual fué

5 Responses to Paseo y conversación

  1. Vero says:

    Me encantó tu contexto, Ayd. Mucho más interesante que el original. Yo fui la que dijo “No. Me querés. ¡Te equivocaste!” y él largó la carcajada. Yo le dije a mi mamá “¡Industrial!” y se quedó de-una-pieza. En fin, que nunca digo lo que esperan. En fin, que digo muchas boludeces.

  2. ja! Tenés la misma compulsión que Manifiesta, de sacudir la vida delante de los ojos de la gente.
    Buenísimo eso de decir NO, ME QUERES, TE EQUIVOCASTE! lo voy a practicar.

  3. Finnegan says:

    Misia Odelita: sepa usted que la odio.

  4. […] ufa. debería haber dado otra vuelta. sin duda este tipo haría buena parejita con Manifiesta. yo soy un quesito a la sombra. […]

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: