Gente que conozco bien

Elénica dijo si quiero a Luisito y al año la primera chancleta Inesa, después Edgardo que no fué para que sea Aydesa, que conoció dos o tres bagartos con intenciones de noviar, de los que pudo rescatar a Aníbal que no sabía si estudiar meteorología o diseño gráfico e introducir a otros seres que no vienen al caso, pero con la red al hombro, esa red de trama abierta que engancha todo tipo de bichos, Aydesa siguió su camino para dar con el aparato de enfotar, enfotando a Alambre, que es puto y quién le presentó otros putos como Goonie, Paul, Garolla, Dani, Sergio, y demás personalidades del ambiente; medioambiente que pasó a ser preocupación por la milonga y de la milonga al baile y del baile al flamenco, que es un ave tan rara como Mirtita la profesora de punta y tacón, que dale que dale sin parar para pisotear por error a Cocó que casualmente veía porno soft de refilón a escondidas del Chucuchú, pero no de Aydesa quién de primer intento le tiraba la lengua para ver si se hacía o era, cuando por un cruce de digitopostura decide regalarle un Ariel demonioso que no era el Ariel Conejo dócil en apariencia, aunque si le fué docil el joven Egualdo quién nunca antes fué nombrado pero traía en su valija una petisa Nancy cazadora de pelilargos que terminó casoriandosé con Don Fernando Abel ya sin melena, primo hermano por rama materna, que nada tiene que ver con Norbinis primo de la casualidá por rama paterna, que fué distinguido formalmente con tal título por ser amigo de Tortina, de Marina, de Sanganita y de Nico el bribón, lazarillo de Aloy cuando se agarra unos estados etílicos imposibles.

Faltan otros tantos pero tengo que hacer los deberes.

5 Responses to Gente que conozco bien

  1. Sandrita says:

    ¿Y por qué Inesa se llevó el nombre más lindo?

  2. Silvia Sue says:

    Quiero saber más. Esa onda fluir de la conciencia joyceana me resulta cautivante.
    Y la red de Aníbal (y por qué no, Anibal) me recuerda otros Aníbales de por acá cerca, con sus respectivas redes cazadoras.
    Vidas…paralelas, capáz que sí.

  3. Sandrita, simplemente porque el nombre de Inesita lo eligió la vieja y el mío una enfermera.

    Si Joyce viviera, no dude que me rompería las dos manos, SS.

  4. O´Connor says:

    a besos, me apresuro a decir. ¿Sabía usted que la buena de Norita era una perfecta analfabestia? y que si quemaron la parte del epistolario que a ella en su hechura le corresponde fue al solo efecto de cuidar la reputación de Jimbo, no fuera cosa que se supiese que las licencias gramaticales no eran producto de su genio sino de la poca academia (bah, de escuela) que profesaba la Barnacle.

  5. Norita… ya la quiero, O’Connor. Pero dudo que Choice me eligiera más que para besos en las manos. A Norita le dejó la cartita esa que subastaron.
    Porqué no escribe usté una carta de ese talante y después se la regala a alguna bruta (no me hace el honor?) que por ignorante no podría ,si quiera, ponerse colorada.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: